sábado, 3 de febrero de 2007

3 de febrero alternativo

Me he despertado a las 11. Ayer salí a cenar con mis amigos, pero no bebí casi nada, ni me acosté demasiado tarde, así que no tengo resaca ni dolor de cabeza.

Mi mujer quería salir al Corte Inglés. Los niños y yo, no. Se ha ido sola. Ya le dije el otro día que tenía ganas de pasar un fin de semana en casa. Como mucho, comer en el coreano el domingo. Tengo cosas que hacer, coordinar cinco ediciones de un curso, leer algo, etc. Y fuera llueve. Es un buen fin de semana para no salir.

Otra vez hemos hablado de las vacaciones. El año pasado los niños se quedaron todo el mes de julio en una guardería. Este año igual ya no es posible, y yo propongo que nos cojamos permiso sin sueldo. Mi mujer dice que es dinero, etc. Lo de siempre. Que igual es más barato llevarlos a guardería. Yo le digo que también hubiese sido más barato no tener hijos. Un poco ácido, la verdad, pero no me gusta nada el rumbo que están tomando las cosas. Quisiera dedicarme más a los niños, o al menos, estár más tiempo con ellos. Es cuando de mejor humor estoy. Aunque tengo un trabajo que me lo complica un poco, pero estoy pensando en dejármelo, o en cambiar. El sueldo empieza a quedarse justito, y no es realmente gratificante. Pero tenemos muchos gastos innecesarios. Tenemos mentalidad de burgueses e ingresos de oficinistas.