domingo, 2 de diciembre de 2007

Fiebre del sábado noche

Los jefes están todos ocupados y tengo que asistir a un acto protocolario. Es bastante casposo, no se piensen ustedes: voy con vaqueros, camisa sin corbata, chaqueta y encima un anorak. Zapatillas de lona All Star, llevo la moto. El "acto" es una cena con una entrega de premios. Luego sigue la fiesta. Me espero hasta la entrega de premios y después me despido del anfitrión, le doy las gracias y la enhorabuena y me largo. En la puerta hay un stand del Día Mundial del SIDA con preservativos. Cojo dos cajas. Son sólo las 11 de la noche, me voy a tomar un gin-tonic al puerto. Por el camino veo dos coches de la Policía Nacional aparcados haciendo cuña, no lo había visto nunca así, seguramente intentando proteger algo que había en el suelo entre los dos vehículos. No llego a ver lo que es. Después, un UIP sin gorra, buscando algo o a alguien. Paro en un cajero a sacar pasta. Cuando tiro a arrancar la moto, no puedo desarmar la alarma con el mando: eso significa que por la zona hay inhibidores de frecuencias, para evitar la detonación de bombas a distancia. Desarmo la alarma manualmente, arranco. Aparco en el puerto. Me meto en el primer bar que veo, pido el gin-tonic, me lo tomo. Después, me acerco al muelle. Me quedo un rato mirando el reflejo de las luces en el agua. Sólo se oye el ruido del alternador de un ferry que está amarrado al sur del canal y algún graznido de alguna gaviota desvelada. Vuelvo a la moto. Otra vez inhibidores de frecuencias. En un semáforo, un coche azul marino sin marcas con dos GOES dentro. Les veo las insignias en los uniformes negros.

Cuando estoy entrando en mi garaje, un tipo en una BMW trail está maniobrando marcha atrás. Esos trastos son tan altos que el hombre llega al suelo de puntillas. Se cae. Apago el motor para ayudarle, pero se pone de pie rápidamente y levanta su moto.

El ascensor no funciona. 7 pisos andando.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

La verdad creo que tu sabado fue bastante rutinario ¿nada más?.Mary

Borde dijo...

Nada más. Ya me hubiese gustado a mí.

Marquitos dijo...

Buena señal. No has contado nada y aun así he aguantado hasta el final.
Saludos.

Borde dijo...

Gracias. Maestro.