sábado, 29 de marzo de 2008

Bilderbergers

Leo en el libro ese del Club Bilderberg que Theodor Adorno escribió canciones de los Beatles para agilipollar a la juventud norteamericana.

Me quedo algo atónito. Ya sé que no todo lo que dicen los libros es verdad, pero esto es una burrada tan gorda que me inquieta. Así que vamos a Google. Leo a Sergio Vila-Sanjuan (Culturas, La Vanguardia, miércoles 1 de noviembre de 2006) que dice:

«Aficionado como soy a las teorías conspiratorias, estaba hace unos días hojeando distraídamente ‘Los secretos del Club Bildeberg’, de Daniel Estulin (Bronce editores), cuando una información me hizo saltar de la silla. Empezaba el autor a argumentar la teoría de que la contracultura americana de los años 60 fue en realidad producto de una plan del Club en cuestión –un grupo internacional de plutócratas– para alienar, drogar y desactivar socialmente a la juventud del país cuando, a propósito de los Beatles, señaló drásticamente que “(George) Martin creó en su estudio de grabación a los Beatles y el entorno de celebridades que les seguía, y Theodor Adorno les escribió sus melodías y letras. Esta información, huelga decirlo, fue siempre ocultada al público”. Glups. Y tan ocultada. ¿Adorno, el sesudo filósofo de la escuela de Frankfurt, el interlocutor de Mann y Berg, teórico del atonalismo y crítico de la música jazz y pop, fue también compositor para los cuatro de Liverpool, y con fines dignos de la organización Spectra? A eso se llama una revelación y una teoría de la conspiración de las que quitan el hipo. (Aunque rastreando en Internet veo que no es nueva, y un tal J. B. Whitehead asegura que la invención procede ¡de la derecha religiosa americana!). Lástima que Estulin no señalen qué canciones compuso Adorno. Imaginen que ‘Yesterday’ figure entre ellas.»

Menos mal que no soy el único que “salta de la silla”.

Perdamos el tiempo en otra cosa.

2 comentarios:

Marquitos dijo...

Agárrate a la silla con las dos manos: "Los secretos del Club Bildeberg" se ha escrito realmente para desactivarte socialmente.
Yo he de confesar que algunas noches me duermo escuchando a Iker, pero si alguna vez se te ocurre sacar el tema en público, lo negaré y te desactivaré tachándote de mentiroso y rojo.

Borde dijo...

La verdad es que ojeando "Los secretos del Club Bilderberg" me dormía enseguida.

Debe inducir ondas alfa o algo con un microchip implantado en el código de barras de la contraportada.

Que bueno verte por aquí.