lunes, 28 de abril de 2008

Horacio Dos

"Yo, Horacio Dos, comandante con mando en plaza, acepté esta misión de mal grado y haciendo constar verbalmente mis reservas por los siguientes motivos:

a) naturaleza incierta pero sin duda dificultosa de la misión;
b) duración indeterminada pero sin duda larga de dicha misión;
c) carácter difícil o delicado del pasaje;
d) antigüedad y mal estado de la nave;
e) personalidad indócil de la oficialidad y la tripulación;
f) sueldo inadecuado del comandante."

(Eduardo Mendoza: El último trayecto de Horacio Dos).

Sirva la anterior cita para manifestar mi estado de ánimo ante el indeterminado pero sin duda putapénico nuevo puesto de trabajo que me espera.

Otro día hablaremos del gobierno, que ya voy teniendo ganas.

Y amigos seguidores de mis aventuras en el Alaris, pronto empezará la segunda temporada.

3 comentarios:

Marquitos dijo...

Yo también dejo mi dolce vita como freelancero para aceptar un trabajo de los que hacen que te entre la risa floja.

Effie dijo...

Recuerde:

Bocadillo de chistorra y en turista, que Usted cuando va en preferente se pone de un orgullosito que no le soporto.


PD ¿Es posible que hoy me haya vuelto a romper el cuello?

Borde dijo...

Es posible.

¿Vale bocadillo de lomo con queso como alimento de pasajero de turista o ya me estoy pasando? Es que la chistorra me repite.