lunes, 22 de septiembre de 2008

Hacer pis



"A veces, leyendo los periódicos por encima, entiendes cosas que no son. Yo, sin ir más lejos, había entendido que en la Comunitat Valenciana pensaban impartir la asignatura de Educación para la Ciudadanía con dos profesores, uno que la daría en castellano o valenciano y otro que traduciría inmediatamente lo dicho por ese profesor al inglés. La escena me recordaba al célebre eskecht en el que Tip explicaba a la audiencia en castellano cómo se traspasaba el agua de una jarra a un vaso mientras su compañero, Coll, traducía sus palabras al francés. Me pregunté si las autoridades académicas obligarían a los profesores a vestir de frac, como los célebres humoristas, y me asombré ante mi invectiva. ¿De qué manera habría leído yo aquella noticia para deducir una escena escolar tan delirante? Pero hete aquí (qué rayos significará hete aquí) que llega septiembre, se aproximan las fechas del comienzo del curso escolar, y decido leer las noticias sobre este asunto de manera más reposada. Las leo una vez, dos, tres, me froto los ojos, me pellizco para comprobar que estoy despierto, y resulta que lo que yo había imaginado era cierto: un profesor dará la clase en castellano o valenciano al tiempo que un colega suyo traducirá sus palabras al inglés. No era un delirio mío, era verdad, va a ocurrir, quizá este ocurriendo ya. Por fin la enseñanza comienza a ser divertida. Por fin el humor entra en la escuela. Por fin los estudiantes estarán deseando que suene el despertador para acudir al espectáculo. Hace poco viajé en el AVE entre Barcelona y Madrid. A medio camino, los representantes de Renfe me invitaron a visitar la cabina del maquinista, con el que charlé unos minutos. Cuando le pregunté por el copiloto, me dijo que no había copiloto. ¿Y si tiene usted ganas de hacer pis? Me aguanto, dijo, tenemos que venir meados de casa. ¿Y si se desmaya? Hay un sistema automático que hace que el tren se detenga. Ya ven ustedes, unos tanto y otros tan poco. El AVE funciona con un solo maquinista y las clases de Educación para la Ciudadanía, en la Comunitat Valenciana, con dos profesores. Lo de los dos profesores tiene, además de su gracia, la ventaja de que uno de ellos se puede ir a hacer pis cuando quiera."

Juan José Millás. Levante-EMV, 10 de septiembre de 2008

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Esta entrada se presta a mucho debate ,reconozco que no tengo ganas de polemica porque estoy cansada de que en españa se den tantos palos de ciego en enseñanza y o no se escuche al ciudadano o es que el ciudadano (en este caso tomese ciudadano como padre de las criaturas que reciben la clase)tampoco reivindica lo sufiente ,o ni lo suficiente ,ni lo escaso porque habría que ver ciertos padres como pasan de la educación de sus hijos .No sé si se debería impartir una asignatura para padres descerebrados que ni les interesa la vida de sus hijos ni su educación ,ni siquiera ellos son educados,ni saben convivir de una manera respetuosa.
A mí me parece que la asignatura no debería de impartirse porque la educaciónn en casa,la de la escuela y la de la sociedad ,deberían de ser suficientes ,pero puestos a que se imparta ,saquemosle una parte positiva y que sea en inglés..al menos las criaturas que se manejen en el idioma.Claro que todo esto es utópico porque deberían saber los señores del gobierno que el nivel de inglés de un chaval de la ESO no dá para recibir una clase en ese idioma.
Y sí señor Borde ,sería hilarante ver una clase de educación para la ciudadanía ,con dos profesores ,si prescindieramos del trasfondo de deficiencias que tiene nuestro sistema educativo.

Borde dijo...

"Y sí señor Borde ,sería hilarante ver una clase de educación para la ciudadanía, con dos profesores"

Me temo que es así:

"Valencia comienza a impartir Educación para Ciudadanía en Inglés"

Anónimo dijo...

Mi hijo a tal día de hoy todavía está a la espera de recibir la citada clase y aún tenemos una reunión los padres(la próxima semana) para ver que medidas se toman.