domingo, 5 de octubre de 2008

Nunca es mucho tiempo

"La carta de Enrique es muy fría, aunque quizá mi actitud no mereciera otra cosa, y en ningún momento he tenido la tentación de contestarla, ya que una de las decisiones que he tomado ha sido la de no volver a hablar, nunca, con quien no me entienda. Es tan inútil..."

Juan José Millás, La soledad era esto.

No hay comentarios: