miércoles, 18 de febrero de 2009

Incompatibilidades

Con esto de las tramas de corrupción leo cosas en el periódico que no dejan de sorprenderme. Por ejemplo, que un diputado nacional y un diputado autonómico realizan actividades profesionales para un despacho de abogados. O que un consejero autonómico no entiende que adjudicar contratos administrativos a un amigo con el que juega a pelota es algo que no está muy claro, ni siquiera para la OCDE. Por lo visto, las incompatibilidades y los conflictos de intereses son cosas de funcionarios, los políticos pueden hacer lo que les salga de los cojones.

Si estoy equivocado me lo dicen, pero creo que no.

2 comentarios:

Akroon dijo...

Desde siempre, los políticos son entes etéreos que están por encima del bien y del mal.

No se lo contaron a Usted en clase??? (la de disgustos que se hubiera ahorrado...) :P

Borde dijo...

Sigo sorprendiéndome, y no soy el único entre los de mi casta (de parias).