domingo, 29 de marzo de 2009

No sé en qué se ha convertido esto, pero seguiremos hasta ver como acaba


Steve Prefontaine