domingo, 5 de abril de 2009

Una niña cualquiera

-Mi mamá está separada de mi papá...

La niña se calla de repente, y mira al adulto que está delante de ella, que es su padre. El adulto le devuelve la mirada y permanece en silencio. Pero la niña cree que ha dicho algo que no debía. Cuando vuelve a hablar, uno o dos segundos después que a ella le han parecido eternos, lo hace como si estuviera en el más allá.

-La mamá de mi colegio. En mi colegio tengo tres mamás, María que está en el cielo, la mamá de verdad y Carmen Cortijo.
-¿Tres mamás tienes en el colegio? ¿Y papás?
-Dos: Dios, y tú. El marido de Carmen Cortijo está muerto. Por eso sólo tengo dos papás, por eso mi mamá de mi colegio está separada de mi papá.
-Vaya. Pareces Nieves Concostrina, hija.
-¿Quién es esa?
-Da igual.

Y el padre se queda pensando si la niña piensa que su mamá está separada de su papá, o si su madre lo dice y ella lo repite.

Etcétera.

2 comentarios:

Akroon dijo...

Qué quiere que le diga... a mí me da grima pensar que la Virgen es mi madre y el Santísimo mi padre... menudo elemento les ha salido conmigo en tal caso...

Y a todo eso: menudo lío mental con la cría. Tiene un papá y una mamá. Que estén separados es algo que atañe a su condición de cónyuges o no cónyuges, no a su condición de papás y mamás... que lo de hijos ilegítimos ya hace un poco que pasó a la historia (gracias a la legislación, que no a dios...).

:P

Borde dijo...

En esta historia, los padres no están separados...