lunes, 17 de mayo de 2010

Contramanillar (por acabar con la paranoia del domingo)

Decíamos ayer:

No sé si en las curvas la rueda trasera derrapa sutilmente e inconscientemente aplicamos la técnica del contramanillar. He leído en otro sitio que precisamente es el contramanillar lo que hace que se incline la moto. Pero mi experiencia no me permite conocer qué es lo que hace que la moto vaya como un tren sobre la vía, sin que yo, aparentemente, haga otra cosa más que mirar al frente. No sé cómo cambio de un carril a otro. Simplemente lo pienso y lo hago.

Hoy, con la Sportster, que me lo consiente todo, me he metido en la autopista saliendo hacia Castellón, y en plena línea recta he girado levemente el manillar a la derecha. Y la moto se inclina a la izquierda. Y al revés, claro. O sea, que el contramanillar existe, no es una corrección automática a un derrapaje sutil. Necesito más curvas, pues, he de reconocer que me cuesta. He leído en el Manual de pilotaje de motocicleta que el contramanillar es más eficaz cuando el tren delantero va menos cargado. En la Harley la distribución de pesos es diferente a la Ducati, y normalmente, cuando entras en una curva cerrada la frenada te hace apoyarte más en el manillar, eso puede que influyera en el comportamiento de la moto ayer.

En cualquier caso, no me resulta fácil. Debería haberlo aprendido siendo más joven. Pero bueno, ya tengo algo con lo que entretenerme (y espero no acabar en un bancal).

No hay comentarios: