domingo, 30 de mayo de 2010

La soldada y el soldado

Cuando Tácito explica el motín del ejército del Rin tras la muerte de Augusto, en el 14 d.C., describe a los amotinados quejándose por su reducido salario, del que se deducían cargas para la ropa, el equipo y las tiendas.

Adrian Goldsworthy. El ejército romano.

En las ciudades el pago a los soldados puntual y efectivo era fundamental. Pero en cambio era una cuestión que, en la práctica, se cumplía mal, desajustada e impuntualmente, y eran estos sueldos la primera partida de la que se echaba mano en caso de falta de caudales en la Caja Real.

Allan J. Kuethe y otros. Soldados del rey: el Ejército Borbónico en America Colonial en vísperas de la Independencia.

3 comentarios:

ordago13 dijo...

Ums amor en los tiempos de guerra¡¡¡¡

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Borde dijo...

Pensaba que tenía controlado el puto spam con moderación de los comentarios a las entradas con más de 30 días de antigüedad, pero veo que no. He pensado en las alternativas posibles (moderación "manual" o verificación de palabra) y creo que es más cómodo para los lectores la moderación "manual", aunque dé la sensación de censura previa (bueno, no es que dé la sensación, es que es censura previa).

Por lo demás, las cosas siguen como siempre.