domingo, 4 de julio de 2010

Micro V

Tendría entre 30 y 40 años. Estaba en la acera, tecleaba en su móvil y lloraba como si hubiera muerto su hijo, como si acabara de perder un gran amor. Me quedé mirándola. Cruzó la calle hacia un coche, habló con el conductor y subió.

Como si su chulo la hubiera abandonado.

2 comentarios:

chose dijo...

Como si se hubiera librado, por fin, de su chulo.

rimes dijo...

Y ciertamente lloró de manera desconsolada, para sacar junto con sus lágrimas el mal sabor de su pasado,y hacer de cuentas que era libre; libre de su maldito chulo.