viernes, 24 de septiembre de 2010

Sórdido

BETTY
¿Dónde estabas ayer?

HENRY
Cálmate

BETTY
¿Por qué no viniste? ¿por qué mandaste a esa... mujer? Te estuve esperando como una tonta.

HENRY
Lo siento, pero quería que vinieras a mí.

BETTY
Ah. El ego.

HENRY
Escúchame: tenías que venir a mí.

BETTY
¿Y eso por qué?

HENRY
Porque estás casada.

BETTY
Oh.

(SE BESAN. ÉL SE SEPARA PARA ECHAR EL PESTILLO Y VUELVE PARA BESARLA DE NUEVO. ELLA LE RECHAZA)

BETTY
No, Henry.

HENRY
¿Qué pasa?

BETTY
Por favor. Aquí, en tu despacho, ¿dónde? ¿en la mesa? ¿en el sofá?

HENRY
Podemos ir a un hotel.

BETTY
No. Es sórdido. Lo siento. Lo siento mucho.

 (PAUSA) 

Yo he empezado esto.

HENRY
No sé lo qué quieres.

BETTY
Adiós.

No hay comentarios: