viernes, 31 de diciembre de 2010

El fin de una década

Seis semanas raras. Desde finales de agosto hasta primeros de octubre me despertaba solo a las 6:45,  y de buen humor. Lamentablemente, se me pasó. Pero demuestra que el cambio es posible.

Crisis. Perdón por mi ignorancia: ¿la misma crisis con distintos nombres?. Primero fue la crisis de las hipotecas subprime, luego la crisis financiera mundial, ahora dicen que es una crisis fiscal. El petróleo aún sale de los pozos, los árboles dan sus frutos y los ciudadanos de Occidente y algunos de Oriente están más que dispuestos a gastar sus nóminas en i-Pods, i-Pads, smartphones, ropa de marca y vehículos 4x4 con tapicería de cuero. Pero la economía no marcha. Propuestas como estosololoarreglamosentretodos.org, que al principio sonaban un poco naïf, ahora empiezan a parecer esquizofrénicas. Supongo que pensaréis que soy bobo por creer que nadie se cuestiona el hecho (ni las razones que lo han justificado) de que nuestros gobiernos democráticos hayan abierto sus cajas fuertes y entregado su contenido a los mercados, esos entes que obviamente no han sabido administrar su codicia. Y siguen sin saber administrarla, porque todavía quieren más: lo tuyo, lo mío, lo de aquél. Todo. Y parece que lo van a conseguir. Y cuando lo tengan, querrán nuestras almas.

Asertividad. Mola ser asertivo. Un asertivo me explicó cómo llegó a serlo, lo que le convirtió en tal, y yo no puedo dejar de pensar que, en el fondo, es un egoísta hijo de la gran puta. Pero él se encuentra cojonudamente, y parece que le va bien. A lo mejor la asertividad consiste en eso. En tal caso, tengo un problema.

Estado de alarma. Sigo perplejo ante el alborozo general por la declaración del estado de alarma en España. No sé si lo había dicho antes.

Servicios públicos. Ya nadie discute la frase "hay que hacer recortes". Aunque nadie recuerda por qué (CDOs, o Collaterized Debt Obligations, codicia, codicia, codicia), ni si esos recortes tendrán consecuencias. Esto me recuerda la película que vi ayer (en el cine, pagando), Caza a la espía, y la pregunta de Sean Penn: ¿cómo hemos pasado de la pregunta "por qué estamos en guerra" a "quién es la esposa de este hombre"? (How did the question move from "Why are we going to war?” to “Who is that man’s wife"?).

Retretes en oficinas públicas. Da la impresión de que algunos funcionarios cagan metano en estado sólido. Debería investigarse la posibilidad de su uso como fuente de energía alternativa.

Personalmente. Como buen ciudadano, me he hecho con un smartphone, y aparentemente cubre mis necesidades de acceso a Internet. Pero me da pereza escribir en una pantalla táctil. Así que el blog está bastante abandonado. Pocas veces me he sentado delante del teclado, y cuando lo he hecho, no ha salido nada interesante. Espero que me perdonéis, especialmente Lobo y Chose, os imaginaréis por qué.

Pausa: miro y veo que desde 2007 no había publicado tanto en el mes de diciembre. Pero a pesar de todo tengo la sensación de no haber escrito nada. En cualquier caso, no me llena en absoluto.

Mad Men. Gran descubrimiento. Estoy esperando a que salga la cuarta temporada en DVD. Pagando.

Old fashioned. Consecuencia de lo anterior: un cocktail a base de Canadian Club y angostura. Será mi primera copa del 2011, si el hígado está de humor.

Hostia en moto. Llevaba 17 años diciendo: "en 17 años solo he tenido dos caídas, y en parado". Ya no puedo decirlo. Me metí una hostia bastante pedagógica: bajando el Puerto de Navacerrada, con una lluvia de dos pares de cojones, entre un trailer, un guardarraíl y dos coches. Afortunadamente, sólo daños materiales y alguna magulladura. Otra vez tengo que mencionar a Lobo. Me salvó la vida y el honor.

Crecimiento personal. No puedo juzgar. Pero los que si pueden, me suspenden.

Propósitos para el 2011.
1. Montar más en moto.
2. Hacer deporte 2 veces a la semana.
3. Ser más asertivo (o ser más egoísta hijo de puta).
4. Editado (me lo guardo para mí).
5. Escribir la historia de un viaje y un delirio: comentarios a la Ley 10/2010.
6. Ahorrar más. Eso será complicado.
7. Y sobre todo, seguir en la trinchera.

Descubrimiento del 2010. Twitter. Y con él, algunas perlas:
1. Un sitio interesante.
2. Algunas citas: El primer paso hacia el fracaso es intentarlo (Homer Simpson); la cultura de la perfección es hipócrita: no es posible lograrla pero sí fingirla (@estratega); el hombre, único animal que come sin tener hambre, bebe sin tener sed y habla sin tener nada que decir (Mark Twain); love may not make the world go round, but I must admit that it makes the ride worthwhile (Sean Connery).
3. Otro sitio interesante.

Viejuno. Llevo con este blog desde 2006. Dos cambios de década (yo me entiendo), seis cambios de calendario. Otra referencia a Caza a la espía: los medios de comunicación qué más seguían los protas de la peli eran la TV, la prensa y los blogs. En un par de ocasiones como mínimo se lo oí decir a los malos (el Gobierno) y a los buenos (el ex-diplomático liberal-rojo-Sean Penn).

Para acabar.



***

Feliz 2011. El año de la bestia.