lunes, 21 de febrero de 2011

Mis preocupaciones favoritas


Levanto un momento la vista del teclado y veo las fotos de mis hijos. Unas fotos que saqué un feliz día de agosto en un sitio que considero mío, a pesar de que no creo que vuelva allí jamás (lo ideal sobrevive en la memoria). Estaban jugando al dominó con su madre, muy concentrados en la partida. Mi hija intentaba poner cara de tahúr pero la risa no le dejaba. Mi hijo estaba contento porque ganaba.

Hoy es su cumpleaños, así que también está contento a pesar de ser lunes. Se queda algo perplejo cuando, al hablar de mi propio cumpleaños, no me entusiasmo tanto como él con el suyo. Y me anima: "papá, no eres viejo". Y me abraza y me da un beso.

Es perfecto.

3 comentarios:

LOBO dijo...

Siga cumpliendo años, le dará vida ...

Tampoco me matice, no quisiera parecer una especie de lerdo con eso de que cumplir años "da vida", no se si me explico pero intuyo que me entiende ...

Tenemos que rodar en verano. Hágame el favor de reservarme tres o cuatro días por favor. Debemos estudiar la posibilidad. Tan solo considérelo con toda la calma del mundo.

Un fuerte abrazo. Ya le contaré más detalladamente pq tengo cosas que contarle. Nada misterioso, ni sublimemente extraordinario, tampoco le de muchas vueltas.

chose dijo...

Yo también nací un 21 de febrero.

Un beso.

Por cierto... "making friends is easy, keeping friends..."

Borde dijo...

Queridos Lobo y Chose:

Os debo una respuesta privada.

Abrazos y besos, respectivamente.