domingo, 6 de febrero de 2011

No hay nada que un pequeño grupo muy entregado no pueda conseguir

Vengo del cine, de ver Red. Divertida. Me recuerda Ocean's Eleven, pero en versión espía. Me quedo con la frase de Ivan: no hay nada que un pequeño grupo muy entregado no pueda conseguir. O algo así. Es una comedia, pero mientras ibamos a buscar la moto no podía evitar ilusionarme un poco.

Luego pasó algo maravilloso: el motor de la Harley sonaba fantástico, incluso los petardeos al cortar gas (mezcla pobre, guiño a Lobo, espero que estés por ahí). Seguíamos el mismo camino que tomo muchos días para volver del trabajo a casa, pero no había apenas tráfico, teníamos todo el ancho de la calle para nosotros. Antes de entrar en las curvas, echaba un vistazo hacia atrás, vía libre, ligero toque de freno trasero, contramanillar y curva por el interior, una a derechas, otra a izquierdas, otra más a derechas; una recta larga que acaba en una curva abierta, cuidado, a veces vienen coches desde otra calle por la izquierda, no, nadie, haciendo surf por la city. Semáforo rojo. Potato-potato, música en mis oídos. Una recta más, rotonda y ya a la izquierda enfilando el garaje. En el semáforo me acordé de cuando compré la Harley y lo que significó en aquel momento. Ya en casa toqué su asiento de cuero como quien le toca el culo a una jaca con buenas ancas. Una caricia.

Buenas noches.

Adoro a Mary-Louise Parker.

2 comentarios:

Lobo dijo...

Sigo, sigo ... sigo por estos lares.

"Red" me pareció divertida, no buena pero si divertida y entretenida. La panda de los "grandpa" espías molaba ... ¡¡¡Que profesionales, joder!!! y lo mejor de todo es que el "Old School" demuestra que sigue en la brecha y pisando fuerte ... ;-)

Creo que podría pasar una tarde (e incluso una noche) hablando de lo humano y lo divino con Mary (hablando si, hablando y tal ...) pero imagino con cierto desasosiego ese acento de Fort Jackson que, y no dudo que por pura ignorancia, se me antoja macarrónico, casi rozando lo chabacano. Es entonces cuando recuerdo el viejo imperio británico de "relamido" y "elaborado" acento y llego a la conclusión de que tengo que decirle a Mary ... "God save the queen" ... Eso si, bajito, bajito, susurrando, despacio, suave ...

Borde dijo...

Eso te pasa por ver la peli en versión original... yo ni sabía que la Mary era de Carolina del Sur.