sábado, 5 de noviembre de 2011

Me apetece volver Seguimos

A principio de curso (sí, aún funciono por cursos) oculté todas las entradas del blog y dejé de actualizarlo. He probado con Twitter, y obviamente tengo un problema de espontaneidad (demasiado fácil publicar desde el Android) lo que me lleva a suprimir la mayoría de las ¿cosas? que escribo; y otro problema de espacio (140 caracteres, por Dios, soy viejo, ya no tengo capacidad de síntesis). Así que vuelvo a Blogger y me encuentro con "una interfaz limpia y estilizada diseñada para disfrutar al máximo al escribir un blog", pero para mi gusto hostil, fría. No tengo la sensación de escribir una entrada para El experimento. Supongo que para gustos, colores (o interfaces). Resistencia al cambio. Cuestión de tiempo.

El otro día rescaté la última entrada que publiqué en agosto, actualizada. Después de leerla, creo que mi intención no ha cambiado. De momento he editado las etiquetas de los posts aún ocultos, he eliminado todas las que hacían referencia a una segunda o tercera temporada, porque la verdadera segunda temporada empieza ahora. Pero las tengo que repasar algo más. Autocensura, creo que podríamos llamarlo. La foto de cabecera está limpia, ya iré añadiendo lo que me parezca que tiene que ver con lo que pueda llegar a ser esto. Seguiré escribiendo sobre motos y sobre motoristas. Quizá esas sean las primeras entradas antiguas que vuelva a publicar.

Quizá no escriba ni corrija tanto como antes; no será tan bueno (o tan malo). Reflexiones que antes publicaba en el blog las estoy anotando en papel. Sólo para mí y para mis hijos, cuando las encuentren algún día en mi mesilla de noche o en una caja de libros viejos.

Muchas decepciones, sí.